EQUIDAD DE GÉNERO EN COLOMBIA. POLÍTICA PÚBLICA NACIONAL

Estándar

Para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la equidad entre los géneros es un pre requisito del desarrollo y una cuestión fundamental de derechos humanos y de justicia social, como queda claramente expresado en el Informe sobre Desarrollo Humano 1995: “sólo es posible hablar de verdadero desarrollo cuando todos los seres humanos, hombres y mujeres, tienen la posibilidad de disfrutar de los mismos derechos y opciones”. 

En la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Beijing en 1995, los gobiernos participantes y las Agencias del Sistema de Naciones Unidas asumieron el compromiso de promover los derechos de las mujeres y la igualdad de género y adoptaron la transversalidad del enfoque de género (gender mainstreaming, en inglés) como la estrategia más adecuada para este fi n. A partir de este momento, la Transversalidad de Género (TG) se convirtió en parte integral del mandato del PNUD como eje transversal del desarrollo humano.

Estrategia
Equidad de Género
PNUD Colombia

Cuando se piensa en Equidad de Género, es inevitable tratar el tema de  la violencia contra la mujer, en la mayoría de los casos, vienen a la memoria la multitud de víctimas que han sido agredidas en el contexto de la violencia intrafamiliar, las relaciones de pareja o en las que media un vínculo erótico-afectivo, o las resultantes de los asaltos o agresiones sexuales. No obstante, se reconoce que existen diversas formas o tipos de violencia contra la mujer, unas más visibles que otras, unas que producen secuelas más devastadoras que otras y unas más prevenibles que otras.

La ley 1257 de 2008 en su artículo 2, dice que se entenderá por violencia contra la mujer: “cualquier acción u omisión, que le cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, económico o patrimonial por su condición de mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, bien sea que se presente en el ámbito público o en el privado.”¹

Esta definición amplía el concepto que desde 1995 había adoptado Colombia a través de la ratificación de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer, según la cual se entiende “por violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado”²

Antes de pasar al tema de Equidad de género, vale recordar a manera de síntesis que el Estado Colombiano cuenta con:

– Ley de “segunda generación” para abordar de manera integral la violencia contra las mujeres: es la 1257 de 2008 que está siendo ampliamente divulgada en las regiones, entre las mujeres y funcionarios que tienen competencia en el tema.

– La adopción de planes de acción para la prevención y erradicación de la VCM como el “bloque de acciones” impulsado por la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, en alianza con la cooperación internacional, entidades públicas, empresas privadas y medios de comunicación del cual hacen parte: el Plan Estratégico para la Defensa de los Derechos de la Mujer ante la Justicia, el Programa Integral contra la Violencia Basada en Género, la Alfabetización jurídica de las mujeres que se adelanta a nivel nacional para transmitir a las mujeres que la sociedad y el Estado las respalda y ayuda, entre otros.

– Mesas Interinstitucionales para erradicar la Violencia Contra la Mujer – VCM, conformadas en los departamentos de Antioquia, Atlántico, Bolívar, Casanare, Tolima, Valle del Cauca y Norte de Santander.

– Avances en la definición de indicadores a partir de estándares internacionales en un proceso conjunto con el DANE y en la construcción de un protocolo para mejorar la coordinación interinstitucional.

– Un Observatorio de Asuntos de Género, creado de forma permanente mediante ley 1009/2006, como mecanismo de seguimiento que está permitiendo contar con mejores datos e información.

– El mecanismo Nacional de la igualdad de género en Colombia, que se está fortaleciendo gradualmente: la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer. 

Dentro de las diversas formas de maltrato contra la mujer encontramos  la DISCRIMINACIÓN que se traduce en injusticia social e inequidad y el Gobierno Nacional está trabajando para promover la eliminación, sanción y erradicación de la discriminación y violencia contra la mujer,  impulsando un grupo de iniciativas a favor de los derechos de las mujeres que impactarán la labor de la Alta Consejería, particularmente la formulación de una Política Pública de Equidad de Género, cuyos lineamientos fueron lanzados oficialmente por el presidente Santos el 12 de septiembre de 2012, en un evento que contó con la participación de Michell Bachelet, Directora de ONU Mujeres y de Babatunde Osotimehin, Director ejecutivo del Fondo de Población de la ONU.

Estos lineamientos fueron construidos a través de un proceso participativo en diálogo con las redes y organizaciones nacionales de mujeres y con el apoyo y acompañamiento de la comunidad internacional. Así, en el primer trimestre de 2011, se realizaron reuniones entre el Gobierno y la sociedad civil en las que se estableció la creación de un Grupo de apoyo con el cual se definió la metodología para construir de manera participativa la Política y garantizar en el proceso una amplia consulta a mujeres pertenecientes a diferentes regiones, sectores poblacionales y grupos étnicos.  

La principal responsabilidad adquirida frente al tema de género en el Plan Nacional de Desarrollo es el diseño de la Política Pública Nacional de Equidad de Género para Garantizar los Derechos Humanos Integrales e Interdependientes de las Mujeres y la Igualdad de Género. La coordinación de esta política estará a cargo de la Alta Consejería y del Ministerio de Interior y de Justicia y se espera que permita fortalecer el tema de mujer y género en las instituciones del Estado a nivel nacional y territorial; así como promover los espacios de interlocución con las organizaciones de mujeres y de la sociedad civil. De esta manera, tanto el diseño y la implementación de la política requieren del fortalecimiento técnico y presupuestal de la institucionalidad de género.  

Durante el proceso de consulta, entre septiembre de 2011 y marzo de 2012, se realizaron 13 eventos regionales en las ciudades de Pasto, Neiva, Quibdó, Cartagena, Villavicencio, Bucaramanga, Medellín, San Andrés, Bogotá, Leticia, Puerto Inírida, Puerto Carreño y Mitú, en los cuales participaron 1.042 mujeres de 32 departamentos y del Distrito Capital. Adicional a esto, se realizaron 11 encuentros sectoriales correspondientes a: mujeres floricultoras, trabajadoras, campesinas, LBT, en situación de desplazamiento, comunales, mujer y deporte y mujeres de la Fuerza Pública. En estos encuentros participaron 836 mujeres de 25 departamentos.

Para fortalecer el enfoque étnico, entre abril y julio de 2012 se realizaron dos talleres con mujeres indígenas en la ciudad de Bogotá y tres encuentros con mujeres afrocolombianas, negras, raizales y palenqueras en las ciudades de Cali, Bogotá y Cartagena. Por último fue realizado un Encuentro Nacional de Socialización de los lineamientos de la Política con delegadas de los encuentros regionales, sectoriales y étnicos. Este evento se realizó en Bogotá, el 22 de agosto de 2012.

En el proceso de formulación de los lineamientos de la Política, se contó con la participación y el apoyo de organizaciones de la sociedad civil, particularmente de las siguientes organizaciones: la Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas (C.N.O.A), la Confluencia Nacional de Redes de Mujeres de Colombia, la Alianza Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz (IMP), la Coordinación Nacional de Mujeres en Situación de Desplazamiento, la Mesa de Incidencia Política de las Mujeres Rurales Colombianas, la Red de Educación Popular entre Mujeres (REPEM), la Red Nacional de Mujeres, la Red Mujer y Hábitat de América Latina, la Ruta Pacífica de las Mujeres, La Casa de la Mujer, el Programa Mujeres y Violencias, la Corporación Sisma Mujer, la Mesa Nacional de Seguimiento a la Ley 1257, y la Red Nacional de Mujeres Afrocolombianas Kambiri.

Recordemos que desde el ámbito internacional se exige que en los gobiernos nacionales exista un mecanismo para el adelanto de la mujer, de alto nivel, con presupuesto autónomo y funciones claramente definidas para transversalizar la perspectiva de género en todas las políticas, planes, y programas del Gobierno. A nivel nacional, departamenta y municipal.

En particular, a Colombia se le ha recomendado el fortalecimiento de la Consejería, a través del Comité para la eliminación de todas las formas de discriminación contra las Mujeres-CEDAW y por el Relator sobre la Mujer de la OEA para coordinar la aplicación de la estrategia de incorporación de la perspectiva de género en todos los sectores y niveles del Gobierno y para coordinar la aplicación en los departamentos y los municipios de una serie de políticas, programas y planes sectoriales dirigidos específicamente a promover la igualdad entre los géneros.

Teniendo en cuenta los retos anteriormente mencionados, la ACPEM estableció los siguientes lineamientos para el cuatrienio 2010-2014:

• Impulsar la incorporación de la perspectiva de género en la formulación, gestión y seguimiento de las políticas, programas, planes, proyectos y presupuestos en las entidades públicas, nacionales y territoriales a través de procesos de Transversalidad de Género.

• Estimular los procesos democráticos de organización y participación de las mujeres en los diversos escenarios públicos y privados tanto a nivel Nacional, regional y local con enfoque diferencial.

• Avanzar en el fortalecimiento a las entidades e instancias responsables del tema de mujer y género, en el nivel nacional, en las administraciones departamentales y municipales para el seguimiento del cumplimiento de la legislación interna, de los tratados y convenciones internacionales que se relacionan con la Equidad de la Mujer y de la incorporación de la perspectiva de género.  Este proceso se adelanta a través del Observatorio de Asuntos de Género (OAG)

A continuación se detalla cada uno de estos lineamientos:

1. Impulsar la incorporación de la perspectiva de género en la formulación, gestión y seguimiento de las políticas, programas, planes, proyectos y presupuestos en las entidades públicas, nacionales y territoriales a través de procesos de Transversalidad de Género:

La ACPEM coordina el proceso que garantiza la incorporación de la perspectiva de género en las políticas públicas priorizadas y establece marcos de colaboración y cooperación, con otras ramas del poder público, sector privado y otros sectores. En dicho proceso la Estrategia de Transversalidad de Género es fundamental, puesto que las políticas pueden contribuir al logro de la equidad de género o a eliminar las desigualdades y discriminaciones existentes por razón del sexo, etnia, edad, región o nivel socioeconómico. Para el desarrollo de esta estrategia es necesario contar con la voluntad política explicita de las autoridades públicas y por ello se constituye en una tarea fundamental realizar acciones tales como: información, sensibilización y capacitación, con el fin de concretar acuerdos y crear instancias de coordinación para cumplir con los objetivos trazados en este proceso.

2. Estimular los procesos democráticos de organización y participación de las mujeres en los diversos escenarios públicos y privados tanto a nivel Nacional, regional y local con enfoque diferencial.

La Alta Consejería desarrolla acciones de capacitación y asistencia técnica para la creación y fortalecimiento de los Consejos Comunitarios de Mujeres en los diferentes entes territoriales los cuales son espacios de interlocución entre el Estado y las mujeres de los diferentes sectores poblacionales. Estos procesos apuntan al empoderamiento y al fomento de la participación política de las mujeres, con el fin de visibilizar el papel que desempeñan en el desarrollo económico, social, político y cultural de su región, vincula a las mujeres a las políticas y programas del gobierno y potencia su desarrollo con equidad, incentiva y fortalece los procesos de transversalidad de género a nivel regional.

3. Avanzar en el fortalecimiento a las entidades responsables del tema de mujer y género a nivel nacional, en las administraciones departamentales y municipales para el seguimiento desde la perspectiva de género a través del Observatorio de Asuntos de Género (OAG) 

La Alta Consejería, a través del Observatorio de Asuntos de Género, hace seguimiento a políticas, indicadores, normatividad y jurisprudencia para conocer los avances del Estado Colombiano en el propósito de construir una sociedad más equitativa para formular recomendaciones de política pública, a fin de garantizar la igualdad entre mujeres y hombres y la transversalización del enfoque de género.

La Ley 1009 de 2006 estipuló su creación con carácter permanente, a cargo del departamento Administrativo de la Presidencia, a través de la ACPEM. En el marco del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en especial el ODM 3, el OAG hace seguimiento a las metas e indicadores establecidos así: i. Prevención de Violencia; ii. Mercado Laboral; iii. Participación Política

Para la atención a la ciudadanía la ACPEM elabora información en respuesta a los derechos de petición, comunicaciones y demás requerimientos relacionados con temas de mujer y género. Adicionalmente, a través del Centro de Documentación se atiende la consulta pública sobre los registros bibliográficos disponibles en el Centro de Documentación.

4. Contribuir junto con la sociedad civil, los diversos organismos del Estado a nivel Nacional, regional y local y la comunidad internacional en el seguimiento al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en los temas relacionados con los derechos de las mujeres.

La Consejería a través del Observatorio de Asuntos de Género hará seguimiento a los Objetivos del Desarrollo del Milenio, en particular del ODM 3 a las siguientes metas e indicadores:

• Línea de base definida que dé cuenta de la información para seguimiento y monitoreo de las violencias de género intrafamiliar y sexual.

• Diseño, desarrollo e implementación del Observatorio Nacional de violencia.

• Acciones afirmativas para el aumento de la proporción de las mujeres candidatizadas. 

• Cumplimiento de la Ley de Cuotas, 581 del 2000, a nivel nacional y departamental

• Disminución de la brecha en la tasa Global de participación a 20% correspondiente al promedio de los países en América Latina con menores brechas. 

• Disminución de la Brecha en la Tasa de Desempleo a 3 % correspondiente con el promedio de los países en América Latina.

• Disminuir la brecha en los ingresos laborales.

Para dicho seguimiento propiciará espacios de interlocución con organizaciones de la sociedad civil, entidades estatales y organismos de cooperación internacional en aras de estudiar y analizar los avacnes y los retos en el cumplimiento de las metas y formular recomendaciones al respecto.

Descripción de las principales actividades de acuerdo a los lineamientos del proyecto:

• Concertación de agendas intersectoriales o interinstitucionales, particularmente en el tema de violencias contra las mujeres y en la implementación de la Política pública nacional de equidad de género.

• Sensibilización y Capacitación Técnica a funcionarios/as de los entes centrales, territoriales y locales, así como a mujeres y organizaciones de mujeres.

• Elaboración de conceptos y documentos dirigidos a las entidades con comentarios y recomendaciones en aras de incorporar el enfoque de género en el accionar de las entidades estatales.

• Fortalecer el Observatorio de Asuntos de Género-OAG como mecanismo de seguimiento de políticas, planes, programas, leyes, desde una perspectiva de género: diseñar fichas, instrumentos y metodologías para el seguimiento de políticas, planes, programas, leyes, identificar y construir indicadores de género, desarrollar insumos para la elaboración de informes internacionales, así como sistemas de información confiables.

• Apoyar y prestar asistencia técnica a las entidades de orden territorial para la creación y/o fortalecimiento de los observatorios regionales.

• Desarrollar investigaciones, publicaciones y materiales de apoyo.

• Establecer alianzas y convenios con entidades públicas, sector privado, cooperación internacional, entes territoriales, instituciones educativas y a su vez, canalizar recursos técnicos y financieros para cumplir las funciones de asistencia técnica del mecanismo nacional en cuanto a la transversalización de la perspectiva de género.

• Realización de jornadas de sensibilización, capacitaciones, talleres, encuentros, entre otros, para la eliminación de la discriminación contra las mujeres, en especial la prevención de la violencia contra las mujeres.

Finalmente, los componentes participativos e institucionales, estarán acompañados de un componente sectorial estratégico. La política de género enfocada principalmente hacia las necesidades y problemáticas de las mujeres, debe ser un compromiso en cada eje temático que incorpore al conjunto de la sociedad, por lo tanto, más allá de un compromiso de entidades nacionales, se buscará un acuerdo nacional, por la equidad de género, que respete las diferencias regionales, la diversidad cultural y étnica.

Entonces, siendo fundamental en la búsqueda del desarrollo en el mundo, urge que a nivel local se sensibilice e instruya a quienes tienen en sus manos el poder para ejecutar proponer, diseñar y ejecutar planes, proyectos y programas sectoriales.  

Alta Consejería para la Equidad de la Mujer. Presidencia de la República.   http://www.equidadmujer.gov.co/Paginas/ACPEM.aspx

1. Art. 2, ley 1257 de 2008. “Por la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres, se reforman los Códigos Penal, de Procedimiento Penal, la ley 294 de 1996 y se dictan otras disposiciones”
2. Art. 1, ley 248 de 1995. Por medio de la cual se aprueba la Convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer”, suscrita en la ciudad de Belem Do Para, Brasil, el 9 de junio de 1994.

Un comentario »

  1. La mujer es el útero de creación universal, por ello lleva dentro de si la mayor muestra de Amor que es la VIDA. Unete a este sentir que nace del Corazón www,elgranpez.org

DEJA TU COMENTARIO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s