¿Y PARA DÓNDE NOS VAMOS? NUEVOS DESPLAZAMIENTOS EN COLOMBIA

Estándar

“La inversión internacional desempeña un papel fundamental en el desarrollo y en la reducción de la pobreza. Si se gestiona de forma responsable y bajo un marco regulatorio eficaz, puede mejorar los medios de vida y crear empleo,  servicios e infraestructuras”.

Con esta frase comienza la primera sección del 151 informe de Oxfam¹ (Oxford Committee for Famine Relief), del 22 de septiembre de 2011, titulado “Tierra y poder” y desde la primera hojeada al documento, me enganchó al instante, porque recordé tantas cosas que he visto que no pude menos que sonreirme por la ironía.

La verdad es que así debería suceder. Efectivamente, las inversiones extranjeras redundando en bienestar y calidad de vida para la población de países como el nuestro, pero aunque sí mejora la infraestructura, los problemas sociales empeoran. Los tecnócratas podrían decir que es absurdo que la infraestructura no mejore definitivamente la calidad de vida; los paternalistas se inventarían nuevos métodos para regalar más mercaditos, auxilios irrisorios y baratijas a la gente, mientras,  afectados por una cierta forma de segregación positiva, insisten en la problemática de las minorías y seguirán dividiéndonos aún más. No faltarán quienes renieguen de la tecnología e insistan en volver a prácticas artesanales para no afectar el medio ambiente, incluyendo al hombre y mil propuestas más.

El desarrollo social no depende sólo de la infraestructura, ni de auxilios, ni mucho menos de los adelantos tecnológicos e industriales, es mucho más complejo que todo esto. Cuando hablamos de desarrollo social y reducción de la pobreza, nos referimos a la calidad de vida² para todos y ello se logra cuando hay equilibrio entre cinco factores que inciden directamente y que  afectan el bienestar del ser humano:

  1. Factor fisiológico, o de las dimensiones biológicas necesarias para la supervivencia, esto es, alimentación, nutrición, salud y sanidad ambiental
  2. Factor psicofisiológico, que incluye variables mentales y fisiológicas universales, es decir, vivienda, estética ambiental, descanso y recreación.
  3. Factor de desarrollo cultural y participación, que se refiere a las capacidades del individu, potencialidades culturales y de acción comunitaria, el derecho a expresarse mediante una participación activa en la comunidad, el empoderamiento, el derecho a un trabajo adecuado según las aptitudes individuales, calidad de socialización y oportunidades de crecimiento para todos y todas.
  4. el Factor de condicionamiento psicosocial tiene que ver con las relaciones humanas e interpersonales, la seguridad individual y colectiva tanto en la cotidianidad, como en conflicos bélicos.
  5. El quinto factor es el de dependencia ecológico-ambiental donde hay relacion entre el sistema social y el sistema natural, desde los principios de sustentabilidad y productividad de los ecosistemas, la estabilidad ecológico-ambiental y los criterios de uso de los recursos naturales.

El tema de los nuevos desplazamientos es álgido y tan doloroso como los que pueda recordar nuestra memoria, todos ellos por conflictos bélicos originados en la lucha por el poder y la tenencia de la tierra. Es así como hasta mayo de 2011 cerca de 3,7 millones de personas han sido forzadas a abandonar sus lugares de residencia y de ellas casi el 70% tenían vínculos con la tierra como propietarios, tenedores u ocupantes³.  Es preocupante que en pleno período de conversaciones para buscar la paz, se vislumbran otros desplazamientos debido a la entrega de grandes extensiones del territorio a extranjeros y transnacionales por razones muy particulares. Creo que  bajo éstas condiciones y con la reforma agraria como tema inaplazable y fundamental tanto en el origen y desarrollo del conflicto, como en las conversaciones, al gobierno le va a quedar muy difícil negociar.

“Demasiadas inversiones han dado lugar a desposesión, engaño, violaciones de los derechos humanos y destrucción de los medios de subsistencia. Si no se adoptan medidas nacional e internacionalmente para defender los derechos de las personas que viven en la pobreza, la actual carrera por la tierra podría empeorar aún más la situación de demasiadas familias que viven en la pobreza, que a menudo son expulsadas de sus tierras y que apenas tienen posibilidades de recurrir a la justicia”(Oxfam, 2011, p.6)

En este momento el problema es de una proporción descomunal por la rapidez en que está ocurriendo todo esto y las grandes extensiones de tierra que cambian su uso, incluso la naturaleza de la explotación a que es sometida. Los cultivos que antes fueron reserva alimenticia para comunidades enteras estan siendo remplazados por cultivos cuya finalidad no es alimentaria, como los destinados a la producción de biocombustible y lo que antes era propiedad de varias familias pasa a pertenecer a un mismo propietario y los campesinos, si no se convierten en mano de obra, deben desplazarse a encontrar nuevas fuentes de empleo, una situación nada fácil en las actuales condiciones. Lo mismo ocurre con la minería y valga recordar la feria de licencias de los gobiernos anteriores, otro fenómeno que ha obligado incluso a poblaciones enteras a desplazarse hacia otros lugares.

Aquí hago un paréntesis, porque lo que me causa amargas sonrisas es la cantidad de problemas sociales que actividades como la minería y el emplazamiento de grandes extensiones de cultivos han causado.  He tenido la fortuna de vivir en diferentes regiones del país, en diversas poblaciones y he visto de cerca mucho de lo que ocurre: familias enteras hacinadas en una habitación padeciendo hambre, desamparo, tristeza, temor, rabia, humillación y dolor, sabiendo que en otros tiempos bastaba con ir al patio de atrás de la casa y cosechar plátano y yuca, en climas cálidos y papa, diferentes tipos de maíz y diversos tubérculos en los climas fríos, lo que constituía la base de su alimentación. Al menos contaban con esto y café. De haber alguna vaquita, entonces café con leche. También diversas frutas que ni siquiera conocemos, pesca y caza de la que en su mayoría no tenemos noticia. Ni qué decir de las limitaciones espaciales. Barrios completos de desplazados donde reina el abuso, la violencia, la prostitución infantil, la injusticia, la muerte y se cometen bajezas de las que nadie quisiera enterarse. Los niños, mujeres y ancianos son las principales víctimas.

Esto sucede porque las comunidades y grupos marginados son los que más fácilmente se pueden abusar y desposeer, a leguas se lesionan los derechos humanos y tales avances en la densificación de las tierras con cultivos “más productivos y comerciales” en lugar de traer desarrollo social y disminuir la pobreza, amplían las brechas de toda clase. La tierra sigue teniendo gran valor y siempre es una buena opción en caso de ejercer otra actividad económica.

Cabe  mencionar que la producción de biocombustibles a partir de cultivos que naturalmente hacen parte de la dieta básica de muchos grupos humanos en el mundo, es una de las variables que los expertos han identificado, como una causa determinante del aumento de precio de los alimentos, de incluso escacez y dificultad de disponibilidad en diferentes mercados, así como de la reducción de su calidad para consumo humano, de la alteración de hábitos alimenticios que van de la mano con tradiciones culturales y por último, como factor influyente en hambrunas y enfermedades. La alimentación, la seguridad alimentaria es un derecho fundamental del hombre, los cultivos para este fin deberían ser prioridad, pero por la inmediatez, la implementación de cultivos foráneos a gran escala para producción de biocombustible, lo que se vislumbra es más  hambrunas, desnutriciones, desertificación de zonas agrícolas fértiles, usos inapropiados de los suelos, desigualdad en la distribución de los recursos y mayor pobreza. Cuando se pierde la alimentación tradicional comienza a desdibujarse la cultura de una comunidad. Por supuesto, éste es un modelo deshumanizado. Y vuelvo a preguntarme: ¿Cómo irán a plantear una reforma agraria para la paz?

El derecho a la alimentación, y al ambiente sano son derechos humanos.  ¿Entonces la feria de licencias para la minería y temas como el de Cerro Matoso, La Loma, la Jagua, La Guajira, El Chocó, parques y reservas  qué? El derecho a un medio ambiente sano, el factor de dependencia ecológico-ambiental, el quinto factor que ya mencioné antes y que articulado con los otros cuatro asegura calidad de vida ha sido seriamente violentado en Colombia y por consiguiente hace imposible la disminución de pobreza, estandarte del que tanto se presume en cada campaña.   La verdad es que son muy pocas las personas que tienen la posibilidad  de acceder de manera regular y constante a una alimentación adecuada y suficiente, conservando sus tradiciones, su cultura y que pueden disfrutar de aire limpio, no con ese molesto polvillo de carbón como en La Loma y sus alrededores y esos enormes socavones que dejan ver una tierra estéril, reseca y muerta, por lo que tampoco se garantiza la vida e integridad física y psíquica en condiciones dignas.

Cuando desde diferentes lugares llegan noticias de nuevos desplazamientos, prestemos atención porque aún no nos toca, pero es probable que en algún momento sí. De permitir que esto avance, terminaremos por convertirnos en mano de obra mal pagada y nuestro hermoso país desnudo y pobre.

Como siempre digo, los ciudadanos tenemos derechos, pero también tenemos la obligación de informarnos y movilizarnos haciendo uso correcto de las mismas herramientas de que nos provee la Constitución para que extranjeros y transnacionales no vengan aquí a enriquecerse haciendo lo que las leyes de sus países no les permiten.  No es tiempo para la indiferencia.

 

¹OXFAM. Tierra y poder. En [http://www.familyfarmingcampaign.net/files/documentos/372244162_1.pdf]

²CÁRDENAS Támara, Felipe. GESTIÓN AMBIENTAL DINÁMICA INTEGRAL. Pg. 84. Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá, Colombia.

³ACNUR. Situación Colombia. En [http://www.acnur.org/t3/operaciones/situacion-colombia/desplazamiento-interno-en-colombia/]

DEJA TU COMENTARIO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s